La Opinion: Piden al Gobernador reabrir los gimnasios

LOS ANGELES, CA — En 2001, Susan Acosta-Martínez tuvo un accidente en su lugar de empleo que lastimó su cuello. Como resultado, tuvo que someterse a una cirugía en la cual los médicos fusionaron dos de sus discos cervicales y tuvieron que colocarle una placa y tornillos quirúrgicos. En entrevista con La Opinión, la residente de Fresno, California, contó que aún necesitaría someterse a otra cirugía, pero que los médicos le dijeron que las posibilidades de que la intervención sea exitosa eran de 50 a favor y 50 en contra.

Haga clic aquí para leer el artículo completo sobre La Opinion